Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Montamat: Estrategia energética, un modelo económico alternativo

ENERNEWS/ El Cronista

DANIEL MONTAMAT*

Una buena noticia del año que pasó es que el déficit de balanza comercial energética se redujo casi un 28% respecto al de 2017.

Cayó de u$s 3246 millones en 2017 a u$s 2339 millones en 2018. En 2013 el déficit (diferencia entre importaciones y exportaciones del sector) alcanzó un pico de u$s 7743 millones y en 2015 fue de u$s 4332 millones.

 Empezamos a arrastrar déficit sectorial desde 2011, pero hay que recordar que durante la primera década del nuevo siglo la balanza comercial energética fue superavitaria y alcanzó registros positivos con picos que alcanzaron los u$s 6000 millones por año.

Es posible que en los próximos dos años recuperemos el equilibrio en la balanza comercial energética, y que de la mano de mayores exportaciones de petróleo en el próximo lustro la balanza comercial energética vuelva a aportar saldos favorables similares a los alcanzados en la década pasada (entre u$s 5000 y u$s 6000 millones por año).

Si se desarrolla el gas natural intensivamente con crecientes saldos exportables a la región y hacia fines de la próxima década interactuamos en el mercado mundial del gas por barco (GNL), la balanza comercial energética puede sumar a la balanza comercial total un saldo favorable de entre u$s 15.000 y 17.000 millones.

Por supuesto, todo esto asumiendo precios y costos que permitan el desarrollo comercial de los recursos no convencionales que ya estamos explotando. Como la Argentina económica desde hace muchas décadas tiene ciclos de expansión y contracción (los llamados stop and go) muy asociados a la restricción externa (se queda sin dólares), muchos analistas especulan con las divisas que puede aportar Vaca Muerta para romper con el cepo recurrente que nos imponen las cuentas externas.

 Todo para persistir en una estrategia de orientación productiva al mercado interno, con exportación de saldos y dosis de autarquía que compensen el atraso cambiario al que condena el desequilibrio de las cuentas públicas y la inflación crónica de nuestro país.

 En esta concepción, los dólares de Vaca Muerta, a semejanza de una lotería, permitirían prolongar la agonía de un modelo económico agotado. Un modelo heredero del populismo económico corporativo, estilizado como "estrategia de sustitución de importaciones". Esta estrategia usufructuó de los dólares agropecuarios mientras pudo y a partir de los años 90 y hasta el año 2010 sumó a las divisas del agro los dólares de la energía.

Ahora intentará perpetuarse con los dólares del yacimiento Vaca Muerta y las otras divisas que pueda aportar algún otro sector de impacto exportador como el sector minero. Pero a no engañarnos, la hoja de ruta de esta estrategia está asociada a la decadencia argentina y tiene crónica de muerte anunciada.

 No vaya a ser que Vaca Muerta termine financiando otra fiesta de consumo desigual y cortoplacista, sin que la estrategia productiva argentina haga los cambios estructurales necesarios y pendientes para ajustarse a las demandas del siglo XXI. La Argentina tiene la necesidad y la oportunidad de mutar a un modelo de desarrollo alternativo de valor agregado exportable. A partir de una plataforma regional que amplíe la escala del mercado doméstico y nos proyecte a los mercados del mundo.

Los consensos básicos que sienten las bases de la reforma fiscal y del régimen laboral deben abrevar en esta transformación productiva. En esta nueva estrategia para desarrollarnos, Vaca Muerta puede aportar energía abundante y de precios competitivos para la industria y las familias. Los únicos subsidios energéticos estarán focalizados en la demanda (tarifa social), y los dólares del superávit comercial irán en parte a un fondo contracíclico que constituirá el Tesoro con pesos de superávit fiscal.

 Con éste y otros mecanismos habrá que cuidar la competitividad cambiaria y evitar la llamada "enfermedad holandesa", es decir, pérdida de competitividad de otros sectores productivos por apreciación del peso no basada en ganancias de productividad. La estrategia económica subordina la estrategia energética. La estrategia energética es un capitulo del desarrollo económico y social que nos debemos.

*Ex Secretario de Energía

Volver a la Home
  1. Ricardo Alonso: Las viejas minas de plata desde la Conquista
  2. Krugman: Del ‘subidón’ de Trump al ‘bajón’
  3. Un viaje al futuro: Raid de entrevistas de Alberto Fernández en los diarios
  4. Diego Dillenberger: Por qué Jaime Durán Barba llevó a Mauricio Macri a la derrota
  5. Crisis argentina x 2: Rodríguez (CEMA): Gravedad y castigo social. Cachanosky: Clase media y planes sociales
  6. Aramayo: Política y economía del litio en Bolivia
  7. Marita Chappuis: ¿Qué es la licencia social?
  8. Escribe Ricardo Alonso: Las curiosidades del boro
  9. Julio Villalonga: Para Macri, después de la catástrofe, nadar en polenta
  10. Andrés Calderón: La Tía es mayoría
  11. Escribe Daniel Meilán: Una ley binacional de Glaciares de Argentina y Chile dará sustentabilidad, previsibilidad y competitividad a la minería
  12. Victor Gobitz: ¿Una nueva Ley General de Minería?
  13. Jorge Rosales: La trampa del conurbano
  14. Ricardo Alonso: Atacama, desierto, sal y silencio
  15. Manco Zaconetti: Canon Sí, Minería No. Islay y las posibilidades de desarrollo
  16. García Lara: Réquiem por la minería en Guatemala
  17. Pagni: El candidato que decidió provocar la intranquilidad
  18. Ríos Roca: Excedentes de gas natural en el Cono Sur
  19. NYT: Cuál es el impacto de los vuelos en el cambio climático
  20. Alejandra Palma: Glaciares y la ley que Chile no necesita
  21. Montamat: El rol clave de la energía. Scibona: Cambios esenciales, casi invisibles
  22. Escribe Guillermo Pensado: El Inventario Nacional de Glaciares es un primer gran paso para preservar las reservas hídricas congeladas de Argentina
  23. El Esquiú: Agua Rica y Andalgalá
  24. Bitar: La escasez de agua es el desafío de Chile al 2050
  25. Castillo: La confiscación de YPF, un revés para la Argentina
  26. Chappuis: MEM y las garantías para el cierre de minas
  27. Apud: La energía es una apuesta a la previsibilidad
  28. Ricardo Alonso: El Bermejo y las montañas de plata
  29. Roubini: Cada vez más riesgo de recesión y crisis en 2020
  30. Editorial El Comercio: Sin un nuevo cobre
  31. Germán Alarco: ¿El sector eléctrico es abusivo en el Perú?
  32. Arriazu: ¿Vaca Muerta puede cambiar el rumbo de Argentina?
  33. Mariano Tappata: El falso dilema que enfrentan Neuquén y Río Negro
  34. Marcelo Álvarez (CAEM): Diálogo y participación para el desarrollo minero
  35. Ex secretarios: Las propuestas para desarrollar la energía argentina. Todo el documento
  36. Rubén Etcheverry: Homenaje a Luis Sapag, el polímata neuquino
  37. Recursos hídricos y cambio climático en Chile
  38. Shantal: Qué pasará con los dos proyectos de modificar la ley anti minería de Mendoza
  39. ¿San Juan fue fundada por la búsqueda de oro?
  40. Carlos Lavadenz: La minería es madre de las industrias
  41. Kydd (BDO Canadá): 7 consejos para mineras junior
  42. Escribe Bergman: Un motor de crecimiento sustentable
  43. Remy (Idea): Aprovechar los no convencionales
  44. ¿Fue fake news? Rodríguez (CaMeM): La Corte nada habló de la constitucionalidad de Ley de Glaciares
  45. Fallo Glaciares bajo la lupa. Opinan Saravi Frias, , Marchioli y Pensado
  46. Editorial Mining Press: S.O.S, chocamos contra un glaciar
  47. Scibona:Festival de obras pensadas
  48. Abusaba (IPE): Las cerezas y la producción minera
  49. Ríos Roca: Privatizaciones, ineptitud y corrupción en la energía de Ecuador
  50. Ernesto Cussianovich (Poliarquía): Chubut y la gobernanza de los recursos naturales
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual