Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Roberto Abusada Salah: Progreso bajo tierra

MINING PRESS/El Comercio

Roberto Abusada Salah*

“El movimiento antiminero ha ganado cada vez más fuerza en medio del vacío creado por un Estado pusilánime y ausente”.

Cualquier individuo racional consideraría absurdo que Rusia, EE.UU. o Noruega renuncien a explotar su petróleo; o que Chile, Australia y Canadá prescindan de sus recursos minerales. Esos recursos naturales son fuente primordial de su progreso. Pues ese es el absurdo camino que el Perú viene recorriendo en relación con su riqueza minera. Desde el 2005 en que el incipiente movimiento antiminero logró frustrar en Piura un proyecto de minería moderna, el movimiento antiminero ha ganado cada vez más fuerza en medio del vacío creado por un Estado pusilánime y ausente. 

Hoy, después del sainete de Tía María, ya nadie recuerda Tambogrande y el daño perpetrado con la pretendida falsa excusa de defender el medio ambiente, el limón y el cebiche. Tampoco se menciona el desastre ecológico causado por el mercurio y el arsénico que la minería informal libera ahora en el ambiente.

El perjuicio que desde entonces se ha causado a la nación es enorme. Basta recordar que en el 2011 el Ministerio de Energía y Minas (Minem), al evaluar los proyectos mineros prestos a iniciarse, planeaba que para este y el próximo año el Perú produciría 6 millones de toneladas de cobre. Es decir, el Minem nos decía que alcanzaríamos a Chile, el primer productor mundial (Chile produjo el año pasado 5,8 millones de toneladas; el Perú 2,4). Se auguraban igualmente enormes aumentos en la producción de otros metales. Es imposible no preguntarse qué hizo el Estado para evitar que un débil movimiento antiminero privara al país en todos estos años de semejante aumento de riqueza y progreso. La experiencia de Tambogrande sirvió de nada a sucesivos gobiernos, incluyendo al que llegó al poder azuzando el rechazo al progreso con la crasa demagogia resumida en su lema de “agua sí, oro no”.

 No se hizo esfuerzo alguno para informar del progreso que una minería moderna traería a sus zonas de influencia y, por cierto, al país entero. No se envió a operadores políticos a contrarrestar las tareas de desinformación llevadas a cabo por un pequeño movimiento antiminero. No se tuvo (ni se tiene hoy) la más elemental inteligencia que alertara de los planes para frustrar grandes y modernos proyectos mineros. Tampoco se hizo esfuerzo alguno para garantizar que las autoridades regionales y locales invirtiesen honesta y eficazmente los enormes recursos del canon, privando así a las familias de servicios públicos que necesitan, y a las mineras de legitimidad social. En resumen, el Estado fue y sigue siendo el silencioso cómplice del daño causado a todo el país. 

El comportamiento de la izquierda criolla ha sido también un factor determinante en la culminación de la estrategia de atraso perpetrada. Además de su desdén por la actividad privada, su aporte principal ha consistido el de proveer ‘soporte intelectual’ a los dos más extremos y ciertamente falsos argumentos: “la minería no paga impuestos” y “la minería no tiene valor agregado”. Esta última absurda afirmación quiere negar la propia esencia de lo que constituye el valor agregado. En la producción minera el valor agregado no es otra cosa que la riqueza que se obtiene luego de restar al valor del mineral (que bajo tierra vale cero) el costo de los insumos necesarios para su extracción.

Por ello, son pocas actividades las que generan mayor valor agregado que la minería. Ese es el valor que se distribuye entre salarios, utilidades e impuestos. Consumando el despropósito, continúan proclamando que la “minería no paga impuestos” aprovechando el hecho de que, luego de recientes aumentos en inversión y producción, el fisco debe devolver los impuestos cobrados en la importación y compras locales de insumos y equipos. Ello, siguiendo la práctica mundial que evita la exportación de impuestos. Se esconde que la carga total excede al promedio mundial y es superior a la de países mineros como Canadá, Australia o Chile. Tampoco se menciona lo evidente: los impuestos pagados son altamente sensibles a los precios de exportación. Así como en el 2007 la minería contribuyó con más de la mitad del total pagado en el Perú por concepto de Impuesto a la Renta empresarial, en años de bajos precios caen las utilidades y con ello los impuestos pagados. Más aún, desde el 2011, dos cargas adicionales gravan a la utilidad operativa minera, cargas que en promedio equivalen a un 7% de la renta neta.

Es tarea del Estado explicar a todos los peruanos que el país contiene uno de los más ricos territorios mineros del mundo. Es su deber ineludible enfrentar con inteligencia, con la verdad y con la ley a aquellos minúsculos grupos que, buscando conseguir poder y notoriedad política, pretenden negarle al país y a todos sus ciudadanos el progreso que ofrece la explotación de sus recursos.

*PRESIDENTE DEL INSTITUTO PERUANO DE ECONOMÍA (IPE)

Volver a la Home
  1. Polémico Bernal K: El gas de red llegó a Chaco hace dos años y medio
  2. Vaca Muerta, divino tesoro
  3. Ríos Roca:Cae abismalmente el superávit energético en Bolivia
  4. Expertos: Vaca Muerta y la "batalla energética" del próximo presidente
  5. Dramático testimonio: Las peripecias de una pyme en la Argentina
  6. Daniel Montamat: Medio Oriente puede potenciar a Vaca Muerta
  7. Réplica minera: Pensado refuta informe de La Nación
  8. Bernal K: 10 tips de Alberto petrolero
  9. Pagni: Alberto Fernández, con dos frentes abiertos
  10. The Guardian: Crisis argentina es el resultado de errores evitables
  11. Marcial García (EY): La raíz de la minería
  12. Escribe Caro Figueroa: Sarmiento, un torrente vital
  13. Polémico Bernal K: Energía soberana, industrial, sustentable e inclusiva
  14. La sociedad del sandwich mixto: Por qué los mediocres dominan el mundo
  15. Chappuis: Tía María: ¿posible demanda?
  16. UCEMA: Qué proyectos de generación elige Argentina. Renovables: La gran oportunidad
  17. Escribe Alonso: Mineros alemanes en Salta
  18. Roberto Pizarro: Chile, otra vez el desarrollo frustrado
  19. Bracamonte Hinostroza: Que hay que mejorar para cambiar la Ley General de Minería
  20. Escribe Francisco Tosi: ¿Huracanes? ¿Deuda pública? Lo que importa es el negocio
  21. Secchi (ONG Bitcoin): Sobre cepos y Bitcoins
  22. Caligari (ITBA): Vaca Muerta, cuidados y desafíos ambientales
  23. Pablo Tigani: ¿Se viene megacanje II?
  24. Lloreda Mera: Vaca Muerta, una lección para Colombia
  25. Las definiciones de Alberto Fernández sobre energía
  26. Montamat: Una agenda de consensos para una Argentina viable
  27. Ricardo Alonso: El minero y navegante José Lavarello
  28. Willy Kohan: Alberto quiere un cepo de Macri. Pichetto: Cristina, la incendiaria
  29. Rivera (IIMP): Todo listo para Perumin 34
  30. Glaciares y minería: El editorial de La Nación
  31. Olmedo: El desafío climático del sector eléctrico en Chile
  32. Guajardo: Codelco, en sus horas más decisivas
  33. Ricardo Alonso: Las viejas minas de plata desde la Conquista
  34. Krugman: Del ‘subidón’ de Trump al ‘bajón’
  35. Un viaje al futuro: Raid de entrevistas de Alberto Fernández en los diarios
  36. Diego Dillenberger: Por qué Jaime Durán Barba llevó a Mauricio Macri a la derrota
  37. Crisis argentina x 2: Rodríguez (CEMA): Gravedad y castigo social. Cachanosky: Clase media y planes sociales
  38. Aramayo: Política y economía del litio en Bolivia
  39. Marita Chappuis: ¿Qué es la licencia social?
  40. Escribe Ricardo Alonso: Las curiosidades del boro
  41. Julio Villalonga: Para Macri, después de la catástrofe, nadar en polenta
  42. Andrés Calderón: La Tía es mayoría
  43. Escribe Daniel Meilán: Una ley binacional de Glaciares de Argentina y Chile dará sustentabilidad, previsibilidad y competitividad a la minería
  44. Victor Gobitz: ¿Una nueva Ley General de Minería?
  45. Jorge Rosales: La trampa del conurbano
  46. Ricardo Alonso: Atacama, desierto, sal y silencio
  47. Manco Zaconetti: Canon Sí, Minería No. Islay y las posibilidades de desarrollo
  48. García Lara: Réquiem por la minería en Guatemala
  49. Pagni: El candidato que decidió provocar la intranquilidad
  50. Ríos Roca: Excedentes de gas natural en el Cono Sur
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual